lunes, enero 09, 2006

EL HÉROE Y SU MEJOR AMIGO


Después del descanso navideño vuelve Enric González con sus Historias del Calcio.

Cuando habla de su impresionante currículo, Fabio Capello suele subrayar el scudetto ganado con el Roma. Ese vale más que otros títulos, porque el Roma carece del carácter simple y recio de otras instituciones más familiarizadas con la victoria. Roma es Roma: teatro, exageración, fantasía, victimismo, simpatía y un concepto peculiar del trabajo. El vestuario de Trigoria, el campo de entrenamiento romanista, suele tener alta la temperatura emocional. Cuando el Roma contrató a un muchacho caprichoso y genial llamado Antonio Cassano, en 2001, no sólo tuvo que buscarle un lugar en el campo. Eso fue relativamente fácil. Lo complicado fue encontrarle un papel en el imaginario colectivo. Ningún club del mundo tiene en sus filas un jugador tan influyente como Francesco Totti; para encontrar algo similar habría que remontarse, salvando las distancias, al Santos de Pelé. Totti es giallorosso de nacimiento, sólo ha jugado en el Roma, es con mucho el mejor futbolista de su equipo y de toda Italia y su contrato le ata al Roma hasta la jubilación. Por otra parte, un jugador tan competente como Totti carece de opciones de ganar nada importante en un Roma en crisis que, para satisfacer sus exigencias salariales, ha tenido que ir vendiendo año tras año el resto de sus figuras. Todo eso crea un ambiente especial. En el vestuario de Trigoria sólo se es alguien en relación a Totti.

Cassano, alocado pero no tonto, decidió enseguida lo que quería ser: el mejor amigo del protagonista. Compró su casa al lado de la de Totti. Quería bromear con Totti, salir a cenar con Totti, inventar jugadas con Totti y dejar claro que por detrás del héroe Totti sólo estaba él. Incluso en materia de ingresos. Cuando comenzó el tortuoso y fallido proceso de renovación de su contrato, Cassano insistió en que deseaba un salario ligeramente inferior al de Totti pero claramente superior al de los demás.

La tormenta magnética generada por la relación entre Totti y Cassano fue controlable mientras en el vestuario permanecieron un grupo de profesionales empeñados en entrenarse con seriedad, ganar todos los partidos posibles y volver temprano a casa: eran tipos como Capello, Emerson, Samuel, Aldair, Cafú. Pero esa gente se fue. El Roma perdió competitividad y estabilidad emocional, cada vez más volcada en la dependencia de Totti y en los caprichos de un Cassano que, sin la autoridad de Capello, desbarraba con creciente frecuencia.

Cassano quería ser el centro de la atención y ya no le bastaba serlo gracias al reflejo de Totti. También quería ganar, algo fuera del alcance de un Roma en desguace. Cassano ya no se limitaba a meter el dedo en el café ajeno o a mojar las camas de los demás: se quejaba, insultaba, molestaba, arrastraba los pies. No había quien le aguantara. Cuando Totti hizo lo único que podía hacer y se puso de lado de las víctimas de Cassano, es decir, de todos sus demás compañeros. Cassano se sintió víctima de una traición colosal: ¿cómo podía Totti darle la espalda?

Estos últimos meses, todo se redujo a encontrarle un nuevo equipo al enfurruñado Cassano. Podían ser Juventus o Inter, al final fue el Real Madrid. El chico de Bari Vecchia se largó sin despedirse y echando pestes de sus ex compañeros. De entre éstos, quien se mostró más amable fue Taddei, llegado en verano: "Yo apenas le traté, no tengo nada contra él", dijo. El último día de Cassano en Roma, el veterano Panucci organizó una cena con toda la plantilla para mejorar las relaciones y empezar a superar la pesadilla cassanesca. Cassano no acudió, evidentemente. No hizo falta. A Panucci se le ocurrió contratar a un imitador para amenizar la sobremesa, y el imitador resultó estar especializado en Cassano.

14 comentarios:

madridista dijo...

González ya ha conseguido su retrato psicológico. Resulta novedoso ese punto de interés y astucia en Cassano. Algo nuevo que nos describe hoy el muy sobrevalorado Enric González (un nombre que, dicho sea de paso, dice más de la moderna historia de España que cualquier manual).

Por cierto, ¿has colgado cosas de Carlos Toro? Yo he disfrutado mucho leyendo sus cosas de ciclismo y cuando escribe de fútbol no o hace mal. No es catalán, ni antimadridista, pero también merece un lugar en el parnasillo.

En mi opinión, y ya me lanzo en la esperanza de que no se considere una descortesía, González es un poco cursi. Yo llegue aquí (se lo preguntaba un merluzo días atrás) porque buscaba al lince que había sido capaz de mezclar el calcio con Joseph Conrad. Creo que no es necesario caer en soplapolleces así. Es exagerarlo todo. Forzar un personaje literario hasta encerrarlo en un partido. El fútbol tiene su épica y es autorreferencial,creo.

González me recuerda a Sabina. Un tipo que viviendo en Madrid le dedicó una canción a Palermo. Es como vivir en Los Ángeles y dedicarle una canción a Garbajosa. De un papanatismo atroz.

En González valoro, eso sí, su conocimiento del calcio. se sale del tópico de la prensa cañí, que lo despacha todo con el stress, el catenaccio y demás.

Yo le pediría una serie de artículos sobre Luciano Moggi, que ese sí tiene un fondo psicológico para hartarse.

Como te digo una Co te digo la O dijo...

Madridista: Veo que sigues insultando. Si alguien pregunta cómo has llegado aquí ¿merece ser llamado merluzo? Según tu criterio, obviamente sí. ¿Te han faltado el respeto a tí o es que puede haber alguien que piensa diferente?

Enric González creo que es simpatizante del RCD Espanyol (o Español, como prefieras), quizá eso pueda redimirlo un poco de ser catalán. Si llega a ser catalán y culé entonces el Tribunal Constitucional debería tomar cartas en el asunto.

Agradezco que me digas lo que tengo que publicar en este blog, aunque considero excesivo decir a quién no debe Sabina dedicarle una canción. Aún así sólo cita a Palermo en unas estrofas de "Dieguitos y Mafaldas", no es que le dedique una canción a él. Pero es verdad, hay tanta gente a la que dedicar una canción, quizá el General Mena pudiera ser una buena fuente de inspiración.

Un saludo y Hala Madrid!

PD: Sobre Luciano Moggi tienes un artículo del sobrevalorado González colgado el 21 de febrero de 2005. Por si te interesa leerlo. De nada.

madridista dijo...

No, Mena es muy aburrido.

Lo del Espanyol ya no redime de mucho, la verdad.

Hace falta poco para que saques la máquina de escupir lugares comunes, desde luego.

Lo de merluzo era en plan simpático, hombre. El merluzo, un poco antes, había sido un poco más que acre con Butragueño, ese deportista angelical al que González nunca dedicaría un artículo. Yo admito que los demás piensen diferente y hasta admito que se expresen en catalán, pues es mi segunda lengua, en su variedad dialectal valenciana. Lo que admito menos es la cursilería y el antimadridismo. Yo no creo que en un lugar que une el fútbol con el buen articulismo haya que criticar a alguien tan absolutamente caballeroso como el buitre. Cada uno puede tener su opinión, pero es esa hostilidad gratuita y siempre en la misma dirección lo que me molesta. Y González es un hortera, hombre. Como aficionado del Madrid, el club más blasonado del mundo del fútbol, alucino como le saca lustre a las leyendas del lazio o del inter.

De hecho, tu rápida identificación madridista-Mena es de una grosería y de una zafiedad harto elocuentes. Es esa fácil conexión la que me indigna. El señor Verdú, por ejemplo, reputado atlético, acostumbra a construir un madridimo a su medida para salir airoso de sus artículos. Su atletico es popular, libre, surrealista y de izquierdas, mientras que el madrid es gerencial, despótico, empresarial y conservador. Ah, y centralista. Claro, no se le ocurre a continuación contarnos la historia del Atlético Aviación.

Ese tufillo ideológico que se respira en nuestras letras futboleras y que deja traslucir este blog es lo que me sulfura. La crítica a Butragueño,probablemente el deportista más integro y zen de la historia del deporte, terminó por sacrme de mis casillas.

Pero pido disculpas por los insultos. Para eso no hay justificación.

Forofismos aparte (los clichés ideológicos, me temo, son algo que exceden lo futbolístico), el blog está muy bien.

y, claro, hala madrid. Siempre hala madrid (grito de apoyo que por populachero, faccioso y sospechoso don Florentino ha eliminado de los rituales merengues, en un alarde de acomplejamiento imperdonable)

romanista dijo...

Cassano ha bisogno per maturare, se mai lo farà, di un ambiente dove gli si può dire: "tu non sei nessuno ancora, devi dimostrare tutto, e qui abbiamo vinto e tanto, prima di te e lo faremo ancora, dopo di te. Qunidi, pedala! trabaja! perchè se le cose vanno male quello che perde sei solo tu".
Real Madrid, Juventus e Milan hanno queste caratteristiche e per sua fortuna è finito a Madrid.
Purtroppo Roma non ha grandi tradizioni di vittorie e quindi il ragazzo si sentiva un dio e ha fatto quello che voleva.
La squadra e i tifosi (me compreso) non lo sopportavano più. Personalmente penso che il calcio è un gioco di squadra e se non sei Maradona devi rispettare e privilegiare il lavoro di squadra.
Adesso buona fortuna a voi madridisti, spero che riuasciate a cambiarlo.

Merluzo dijo...

Me alegra que el señor Madridista lleve tambien su trastorno de bipolaridad.

valencianista dijo...

Yo estoy de acuerdo con madridista en algunas cosas. A mi también me aburre mucho el antimadridismo. De hecho, el antimadridismo es otro lugar común inventado por los medios de comunicación más cercanos a la casa blanca. Según ellos, parece que en esta vida sólo se puede ser dos cosas: o madridista o antimadridista. Y es obvio que no, hay vida más allá de lo que el Madrid genere.

Y muy de acuerdo fundamentalmente en otra perla dicha por madridista: "el fútbol tiene su épica y es autorreferencial".
saludos.

Txema dijo...

Pues yo no veo que este blog antimadridismo, sólo los que ven fantasmas dónde no los hay hablan de antimadridismo. Joder, ¿es que hay que ser del Madrid? tanto te jode que alguien no sea del Madrid y lo diga en un comentario.

madridista dijo...

bueno, reconozco que un poquito
susceptible estoy con el tema. Es verdad que en este blog no hay fanatismo y que es muy respetuoso, pero no lo es menos que en los articulistas que escriben de fútbol y no digo ya nada en los escritores que se meten a eso hay siempre esa tentación de hacer sociología con el balón. Si Suso de Toro habla de fútbol a quién opone su Celta, no tanto al depor como a Madrid; no digo nada de los escritores culés o de los colchoneros. Y últimamente ocurre lo mismo en Valencia y hasta en Sevilla.

Al valencianista le diría lo siguiente: ¿vives en Valencia o bajas del planeta Marte a ver los partidos en Mestalla? El antimadridismo, a mi pesar, existe, y en los valencianistas es la segunda pasión después de su equipo. Es normal la rivalidad, como la juve ha de cargar con sus rivales o como lo hace el Bayern, y es muy posible que el Madrid en alguna ocasión no haya sido todo lo cuidadoso que debía, pero luego hay una mezcla de interés de los emergentes medios de comunicación regionales y hasta un cierto delirio político que ha exacerbado el asunto. Si eres valenciano te sonarán los nombres de Insa y Roig. La cosa cambio con ellos. Con ese populismo "antimesetario".

En fin, sigamos disfrutando de los artículos y, eso sí, a ver si hay alguna vez uno en clave madridista. Yo me permito recomendaros un libro que con motivo del centenario editó Valdano para PLANETA: "El siglo blanco". Reverte, Sorel, Landero, García Sánchez, etc. Es un libro que humaniza al Madrid y que permite verificar verdades como la tradición republicana del club o la realidad del madridista catalán. Gracias al injustamente tratado Valdano el MAdrid supo explicarse, hablar, contarse, en un país en el que la historia futbolera (al contrario de lo que ocurre en la vida) la han contado siempre los perdedores. El Barcelona tuvo su Lluch o su Vázquez Montalbán que fabricaron una leyenda negra que luego reproduce hasta el último locutorcillo.

El fútbol es cultura, aunque a veces sea energuménico, y cada club es un mundo. Recuerdo un artículo de Marías en el que daba personalidad a cada club. La Juve, el Inter o el Liverpool reproducen un biotipo y un carácter. Esas señas de identidad no se deben perder y está bien acusarlas y marcar distancias. Por eso Florentino no debe permitir que nadie se queje del árbitro y por lo mismo debe introducir en el equipo una paridad de artistas y obreros. Filigrana y pundonor a partes iguales. Y un poquito de casticismo que le ponga el mote al extranjero.

Digo que los clubes tienen un carácter además de una camiseta, pero que ese carácter, en el caso de mi club, no quiero que me lo defina ningún resentido. AL fútbol no se pueden llevar los traumas de la política.

Por lo demás, leña al mono y si os cae mal Butragueño (por inexplicable que eso me resulte), pues adelante, zumbarle, pero de vez en cuando pararos a reflexionar si hay razón para esa antipatía o si no será que ya se está convirtiendo en un reflejo. O en una moda.

No hay ninguna institución (pública o privada) que haya sufrido el descrédito que ha padecido el Madrid en diarios como el sport o el superdeporte. No he visto que las recalificaciones del VAlencia o del Espanyol o antes la del Barcelona hayan terminado en el Parlamento. Razones para mi susceptibilidad hay un montón.

Pero bueno, que cada uno sea del equipo que prefiera, hay gente pá to.

valencianista dijo...

Bien madridista, soy tan marciano como tú. Esto es, intento ver la realidad bajo parámetros menos contaminados por el arrabalerismo populista. Soy y vivo en Valencia. Y voy siempre a Mestalla. Y he padecido a Roig y a Insa. Digo bien, los he padecido. Insa es un culer que acabó en Valencia para medrar (festejó el descenso del VCF con champan en Castellón) y Roig es el mayor demagogo que ha pasado por la historia del fútbol español. Coincido contigo en bastantes cosas por mucho que te sorprenda. Pero el antimadridismo de Mestalla es un tema sobevalorado por la prensa de Madrid. Es pasajero como todas las fobias alimentadas.

Por otro lado,Recuerdo bien aquél artículo de Marías. "El VCF es un equipo fanfarrón y cohibido"...y era cierto, al menos cuando se publicó aquello. Ahora quizás estamos en vías de mutar el carácter, aunque como decía "corazón tan blanco", se tarda años en hacerlo. Una de las claves del mejor VCF ha sido siempre confiar en gente de la casa blanca: Di Stéfano, benítez y ahora Quique, que es posiblemente el primer caso de madrileño-valencianista-madridista. Leeré el libro que propones. Landero se sale. Bona nit.

Anónimo dijo...

Después de leer todos estos comentarios, ¿qué coño pinta aquí Butragueño?, ¿quién se mete con él?. En el blog se cuelgan los artículos que quiere el que lo hace, y si quiere poner uno del Inter pues lo pone y no por eso es contra el Madrid, y si quiere poner uno del Napoli, pues lo pone y si lo quiero leer lo leo y si no, pues no lo leo. Además ¿hay algo más fácil que leer sobre el Madrid? pues se busca y ya está. Espero que no se haya molestado nadie, aunque lo de ir insultando creo que ha estado fuera de lugar.

Anónimo dijo...

A todo esto, gran artículo el de Cassano.

madridista dijo...

sí, insultar está mal. es esto del anonimato, que le encanalla a uno. Lo siento.

Pues sí, valencianista, al valencia le van bien las cosas cuando mira a madrid. Yo siempre lo digo y al instante siguiente me llueven las collejas.

Un placer leer a un valencianista con la cabeza en su sitio. En realidad es un placer leer a cualquiera (choto o no) con la cabeza encima de los hombros.

Yo soy un marciano que vive cerca del mestalla.

De Insa hay muchas historias. También escuché que era madrididista. Lo malo es que el cotarro se ha "insificado" (perdóname el palabro), y no sólo en valencia.

Sí, Landero se sale.

Un saludo.

AleCtes dijo...

Muy buen blog amigo! Cuando gustes pasa por el mío...
Saludos desde Argentina!

http://frasesfutboleras.blogspot.com

Pierpaolo dijo...

El articulo es bueno, pero quando l'autore scrive

"Roma es Roma:......... un concepto peculiar del trabajo"

si abbandona ad un cliché, molto italiano e vecchio, che non trova aderenza nella realtà attuale.
A Roma se trabaja!
A parte quando si blogga, como yo adesso. ah, ah, ah.
Yo comunque, tra Totti e Cassano mi tengo Totti, toda la vida!
Daje Capitano!