jueves, junio 29, 2006

¿POR QUÉ VINISTE ARRIGO? por Josep Guardiola

Una vez rumiada la derrota (otra más), volvemos a retomar el pulso del Mundial con un artículo que no nos aleje demasiado de esa nueva desilución, porque el peso de la historia tantas veces es irrefutable. Hoy intentaba recordar cuál fue la última gran selección a la que derrotó España en un Mundial, no me ha salido ninguna.

Hace dos días compré La Gazzetta dello Sport. En portada, dos entrevistas. En una, el ultimo técnico campeón: Enzo Bearzot. En la otra, el último técnico finalista: Arrigo Sacchi. El campeón decía: "Giocare bene conta poco". El finalista decía: "Giocare bene è la medicina". La misma historia. El mismo debate. Aquí y en todas partes del mundo. ¿Por qué narices tuvo que aparecer Sacchi en un sitio donde nadie le había citado? ¿No habían ganado sin él tres Mundiales? ¿No eran felices sin debate? Con esa cultura cattenaccistica, ¿por qué vino un contracultural a romper esa cultura?

Tuve la suerte de ser entrenado por Fabio Capello. Un día nos dijo que en un mundo donde nadie se atreve a tomar decisiones él las toma.Y que eso era lo que mejor sabía hacer. Y las tomaba en función de lo que sentía. De cómo entendía su fútbol. Recuerdo mis primeros días de vida con él. Los equipos italianos, en Europa esos años, no ganaban nada. Eran los españoles (Real Madrid) los que se llevaba la orejuda. Y varias veces. Pues en mis primeros días oía que el entrenador italiano repetía una y otra vez que o se dejaba de lanzar pelotazos y se empezaba a jugar como lo hacían los españoles o nunca más el país de la pizza y hoy de Moggi volvería a ganar nada. Fue en las primeras semanas. Y en las siguientes. Pero no más. ¿Hasta cuándo duró el mensaje? Hasta las primeras derrotas. El lugar donde se ponen a prueba las convicciones. No hay otro. En ese momento, Fabio Capello empezó a tomar decisiones (lo hace como nadie) y a tomarlas como él las siente. Como él siente el fútbol. A la manera que le ha convertido en el entrenador que más ha ganado en Italia. El entrenador vincente. A la italiana. A la que todos conocemos. A la de los tres Mundiales. Carletto Mazzone, mi entrenador en Brescia y mi padre italiano, un día hablando sobre el fútbol español y el italiano, hablando de miserias y maravillas de uno y otro, de repente me suelta: "Ao, Pepe, a ver si nos entendemos: ¿cuántos Mundiales tiene España? Nosotros, tres. Y vosotros? Ante tal irrefutable argumento numérico, me levanté, le abracé, le felicité y me fui a hacer no sé qué. ¿Qué quería? Ingenuo de mí. ¿Convencerle para que jugara como a mí me gusta? Ao, Pepe, dejemos que los italianos jueguen a la italiana.

Han ganado todo de esta manera. Con el "palla lunga e pedalare" (pelotazo y a correr). Así de tranquilos vivían y ganaban y ganaban y ganaban hasta que llegó Sacchi y... empezaron a discutir.

Ayer volvieron a ganar. Y ya están en cuartos. Se juntaron en su área con maravillosos defensores. Lo hicieron cuando estaban todos. Lo hicieron más cuando no estuvieron todos. Esperaron que alguien les atacara. Y Australia, un poco, lo hizo. Hasta que, llegado el momento, su jugador franquicia, ayer fue Totti (grabar vídeo para enseñar cómo se lanza un penalti con presión), ordenara el contraataque y, obedientes y ordenados, siguiendo las instrucciones, golpearon donde más duele. Esperando que el señor salga de casa para que el ladrón entre a robar. Hiriendo para acabar matando. Así viven y así ganan. Y no hay discusión. Ya no hay debate.

Hasta que un día pierden. Aunque no lo parezca. Y es allí donde Sacchi vuelve a aparecer. Le dejan. Y empieza el discurso que él siente. Y dice cosas como: "De la posible unión de las virtudes de los españoles y los italianos saldría la selección invencible". Y se lo consienten. No por generosidad. No por amistad. Solo porque Sacchi, un día, también ganó. ¡Y cómo! ¡Uf!

5 comentarios:

procopio dijo...

leí este artículo en prensa de papel. está muy bien. pero hay que puntualizar que sacchi llegó a la final del 94 jugando "a la italiana" totalmente. con baggio, pero a la italiana. españa estuvo a un centímetro de eliminarla, habiendo jugado mejor italia en general. eso sí, su milan era realmente temible, pero es que era cincuenta por cien holandés. mucho más que el barça, aunque tuviera menos holandeses. el futbol total llevado a un club, eso fue aquel milan. a veces no se podía pasar ni del medio del campo. mi favorito era donadoni.

Frano dijo...

el juego "a la italiana" es decir, a pesar de todo, por un aextraña razón terminan saliéndose con la suya.

Leonardo dijo...

Sin que nadie se ofenda, mientras que los máximos ídolos históricos de los dos clubes españoles más representativos sean un argentino y un húngaro (Di Stéfano y Kubala), la cosa es muy dificil que cambie.
Ahora queda en comenzar a pensar en Suiza/Austria 2008. Saludos.

legna molotov dijo...

eramos de las seleciones con mas campeones de europa,6 n el equipo titular. Pero el otro futbol de Camacho y la falta de competitividad siempre nos hecha a fuera. Nos faltan esas cualidades de finiquitar los partidos, de hacer una falta tactica(ribery 1er gol),buscar la expulsion d algun frances(como bien hizo henry simulando una agresion de puyol, que nos llevo al 2º gol yla devacle). Hubiera sido demasiado que España pasara de cuartos el año que la uefa se fue a sevilla y la champions a barcelona.


saludos, un placer visitar tu casa ocmo siempre y siempre con invitados de lujo

Risotto dijo...

Pues a mí tampoco me sale ninguna selección grande que España haya ganado desde que tengo memoria mundialista (año 82), es verdad!!!!, no le hemos ganado a nadie!!!!