martes, agosto 22, 2006

CHICOS MALOS I. HARALD SCHUMACHER (perfiles por Iván Castelo)


Precursor del mal estilo de otro portero alemán irascible, Oliver Kahn, pero más violento. Pudo matar (no es broma) a Battiston, defensa francés, en una de las entradas más salvajes de la épica futbolística. En el Alemania-Francia de España 82 en el estadio Sánchez Pizjuán de Sevilla. Un balón dividido, lo atrapó con las manos y giró el culete para impactar contra el rostro del zaguero galo. Quedó KO y se temió por su vida. Al final, sólo esguince cervical. Pero un escalofrío recorrió el mundo. Portero del Colonia (siempre rechazó al poderoso, el Bayern Múnich), la montó parda con uno de los primeros libros autobiográficos sinceros de este invento, el 'furgol'. 'Anppfiff' (traducido aquí como 'Tarjeta Roja' cuando significa 'Empieza el partido') lo revelaba todo. Como prácticas de dopaje con efedrina. Y eran los 80, cuando la lacra se perseguía menos que ahora en el fútbol. O ni eso. Sus denuncias le valieron la expulsión del Colonia, una inhabiltitación para la 'Nationalmanschaaft' pese a ser el Jugador del Año. "Nos drogaron en el 84 con el Colonia. Los chicos corrían como diablos y, por supuesto, ganamos el partido". También escribió sin tapujos del sexo, como el vivido en la concentración alemana del 86, en México: "No somos eunucos. ¿Por qué no hacerlo con chicas que estén sanas? Es mejor organizarlo para que los más jóvenes no pillen cualquier cosa por ahí".

3 comentarios:

Leonardo dijo...

Decir siempre la verdad no es bueno, hay veces (para no llegar a verse en la necesidad de mentir) hay que callar.

Suick dijo...

Si quereis ver el meneo a Battiston, aqui teneis el enlace:

http://www.youtube.com/watch?v=ziCPQk_Zn80

Leon dijo...

Recuerdo ese partido, era yo un crío y lo he visto después en Eurosport. Un partido alucinante, demostración de lo que son los alemanes cuando se ponen tercos. En cuanto a Schumacher para mi después de aquello debería habersele quitado la licencia federativa. Fue a hacer verdadero daño y por poco no deja en el sitio a Battiston. Una cosa es un accidente y otra ser un psicópata y Schumacher lo era. Sobre el resto de sus comentarios, pues bueno nada nuevo, ¿no?