lunes, mayo 28, 2007

Historias del Calcio. ÚLTIMAS NOTICIAS


Fin de curso en el calcio. Estas son las últimas noticias.

1. El Inter, campeón, concluye la temporada con unas cifras de vértigo. Acumula 97 puntos, 22 más que el segundo clasificado; ha ganado 30 partidos, empatado siete y perdido sólo uno. Ha marcado 80 goles. Es un resultado asombroso, después de tantos años de miseria. La sociedad organiza una gran fiesta, pero los jugadores optan por celebrar el éxito a su manera. En el entrenamiento del sábado, Toldo y Materazzi se lían a puñetazos. Córdoba pega una patada a Ibrahimovic. Ibrahimovic, la estrella arrebatada al Juventus el año pasado, se fotografía con Luciano Moggi, el gran corruptor, y se ofrece públicamente al Milan. Adriano concluye su exhaustiva investigación sobre las discotecas milanesas justo a tiempo para la fiesta; acto seguido se marcha de vacaciones a Brasil para efectuar ulteriores investigaciones nocturnas. Perspectivas óptimas para el año próximo.

2. El Juventus, campeón de la Serie B, regresa a la máxima categoría. El entrenador, Didier Deschamps, lo celebra dimitiendo. Había pedido los fichajes de Gerrard (Liverpool), Toni (Fiorentina) y De Rossi (Roma), pero llega Iaquinta (Udinese). Buffon, el portero-mito, parece también dispuesto a marcharse. El portazo de Deschamps es acogido con fruición por la directiva: "No impediremos que se vaya". Los jugadores se declaran desolados. La directiva quiere que vuelva Marcello Lippi, pero el técnico campeón del mundo prefiere seguir en paro hasta que juzguen a su hijo Davide, acusado de pertenecer a la red mafiosa de Luciano Moggi. La fiesta juventina es aún más amarga que la interista.

3. El pequeño Chievo, representante de un barrio de Verona, acompaña a Ascoli y Messina a la Serie B. Es una de las sociedades más simpáticas, cuenta con los tifosi más pacíficos y hasta ahora desconocía el sabor del peor trago: siempre había subido, peldaño a peldaño, hasta alcanzar hace siete años la Serie A. Su propietario y presidente, el pastelero Luca Campedelli, de 38 años, encaja con dignidad un desastre que pareció improbable hasta el último minuto. Hace honor a su padre, el pastelero Luigi Campedelli, de quien heredó el club. El lema del patriarca Campedelli está enmarcado en las oficinas: "Es mejor callar y parecer tonto, que abrir la boca y despejar cualquier duda al respecto".

4. Totti anota dos goles en el último partido, frente al Messina, y alcanza los 26. Sólo Van Nistelrooy parece en condiciones de arrebatarle la bota de oro. Lo de Totti tiene su mérito: juega con una placa metálica y un montón de clavos en una pierna, es un centrocampista reconvertido en ariete y ha fallado siete penaltis (el último, ayer).

5. El Redemptoris Mater gana la Clericus Cup, la liga vaticana. Los futbolistas del Redemptoris forman parte del Camino Neocatecumenal del español Kiko Argüello (los llamados kikos) y se alzan con la final gracias a un gol de penalti injusto que provoca una tangana. El árbitro, tras varias tarjetas amarillas, disculpa las protestas de la derrotada Universidad Lateranense: son curas, pero esto es una final, explica. Matiocco, el jugador más popular del Red Mat (nombre con que se conoce al Redemptoris), no juega el partido decisivo, pero desde la grada le animan lo mismo: "Juegue bien, juegue mal, Matiocco cardenal".

Este corresponsal concluye sus historias, da las gracias y se despide.

Enric González es autor de Historias del Calcio


NOTA: Reconozco que me ha recorrido un extraño frío cuando he leído la última frase que Enric González ha dejado en su pieza de hoy. Tengo la impresión que no hay mucho lugar a las dudas, esto se acaba.

No he leído nada al respecto sobre lo que parece un final. No sé si Enric desarrollará su trabajo como corresponsal en otro lugar del mundo, si se ha cansado de deleitar semanalmente con esas historias que hacen del calcio, o del fútbol, algo muy distinto a lo que se estila en tantas páginas de periódicos (por no hablar de otros medios), o si es que abandona El País. Ni idea. Tal vez me esté equivocando y tan sólo sea la despedida de la temporada, pero tengo la impresión que no es así.

Este blog se creó para ir guardando, para consumo propio, esos extraños artículos, irónicos y divertidos, brillantes e ilustrados, que un día descubrí en las páginas de Deportes de El País, y que desde ese momento me hicieron totalmente dependiente de su lectura semanal obligatoria. Ahora me planteo si tiene sentido continuar esto sin las Historias (así, con mayúsculas) que se han ido robando cada lunes. Probablemente siga, y continúe recogiendo pequeños o grandes relatos que pretendan hacer del fútbol algo más que una mera banalidad, en muchos casos carente de cualquier sentido próximo a lo racional. Ahora mismo no lo sé, ya que acabo de leer el artículo y sacar esa conclusión.

En definitiva, si así fuera (ojalá que no) sólo quería dejar constancia de mi admiración y gratitud por el placer que Enric González me ha proporcionado estos años desde su rincón de los lunes, descubriendo tantas historias paralelas y transversales en torno al mundo del fútbol y, simultáneamente, a un país tan “sui generis” como Italia. Y es que, aparcando clichés y tópicos que giran (no sin razón) en torno al periodismo “futbolístico”, estas Historias iban mucho más allá de todo eso, algo que, sin duda alguna, muchos de los que por aquí pasaron van a echar mucho de menos, estoy seguro.

Por todo, y esperando seguir leyéndolo, sólo quería decirle a “ese corresponsal”: gracias por todas y cada una de las Historias del Calcio que nos ha regalado.

JM Román

29 comentarios:

Anónimo dijo...

Una gran tristeza saber que se acaban las Historias del Calcio. Pero espero que las otras, las tuyas sigan adelante, recogiendo lo mejor del periodismo deportivo, como has hecho hasta ahora.

Anónimo dijo...

zangarron:
yo también llevo dos años siguiendo aférrimamente las Historias del Calcio y esta mañana cuando he leido la última frase me ha recorrido el mismo sudor frío que a ti.

Espero que todo se trate de una despedida.

Fko el caribeño dijo...

"Este corresponsal concluye sus historias, da las gracias y se despide."

Tuve la misma sensación de intranquilidad q vosotros cuando terminé el artículo. A lo largo del día lo he ido rumiando hasta convencerme de que era un hasta luego. Pero siempre hay q tener en cuenta la primer impresión, y volviendo a leer su despedida no me queda ninguna duda.
Esto se ha acabado.

Muchas gracias Enric.

Leo dijo...

Hoy sólo esperaba leer la última historia de la temporada. Si de verdad se ha acabado vaya desilución, era lo mejor que podía leer sobre el fútbol.

Gracias Enric

Al menos podremos revisar esas historias en tu blog, que siempre merecen la pena.
Sigue con él.

Anónimo dijo...

Tú no te quites...

chimoeneas dijo...

me ha dejado la misma sensacion cuando lo he leido esta mañana. la primera impresion ha sido: "esto parece una despedida definitiva...". luego lo he pensado algo mas y puede que solo sea un "hasta luego" hasta la proxima temporada, pero el miedo sigue dentro...
aun asi enric de alguna forma seguira escribiendo de forma maravillosa (ya hable de las elecciones en nicaragua o los conflictos internos en turkmenistas). y espero que este blog siga recogiendo lo mejor que da el periodismo deportivo. gracias

Iker dijo...

Cuando lo he leído me he ido en tu blog a mayo de 2006 para ver como terminó la temporada pasada. No hay dudas, se acabó. !Qué pena!
Yo también quiero darle las gracias: GRACIAS ENRIC.
He visto todo lo del mundial del año pasado, guau! Fantástico el blog.

Anónimo dijo...

Tanto odian los españoles a los italianos, mas no pueden vivir sin ellos: un verdadero país desarrollado.
Europa muere en los Pirineos!

JCM dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
JCM dijo...

Definitivamente esperemos que sea un hasta luego...Sus historias nos llenan ese vacío que dejan los periódicos llenos de basura y tonterías.

enric gonzalez dijo...

Las historias se acaban porque en unos meses me voy de Roma. Se trata solamente de eso. Quizá un nuevo corresponsal las retome, o quizá no. Ignoro si seguiré escribiendo sobre las cosas del fútbol. Quería solamente confirmar la despedida y dar las gracias a todos. Hasta luego.

Anónimo dijo...

En primer lugar:GRACIAS y suerte en nuevas andaduras.
En segundo lugar: Una pena de verdad,desde mi punto de vista no me parece buena idea que las retome otra persona.
En fin guardaremos nuestros tesoros que diría aquel.
Y quien sabe igual la nueva corresponsalía es en Inglaterra...

Rubben dijo...

Muchas gracias por estos maravillosos artículos, Enric. Muchas gracias.

Hasta la semana pasada leía, de vez en cuando, esas 'Historias del Calcio' cuando caía un ejemplar de El País de los lunes en mis manos.

Gracias a este blog he podido disfrutar de cada una de ellas y de un periodismo de grandísima calidad por tu parte.

Ayer me quedó la misma sensación que a todos cuando leí el artículo -fue lo primero que hice en cuanto me levanté-. Por la tarde, pasé por una librería y me topé, inesperadamente, con 'Historias de Londres'. No creo en las casualidades, pero evidentemente no tardé más de un segundo en comprarlo. Ahora podré seguir disfrutando de ese periodismo durante al menos unos días más.

Yo, a mis 22 años, también me dedico a la profesión y para mí ya eres todo un referente. Por eso, insisto, muchas gracias.

Sheva dijo...

Qué grande Enric!
Gracias por todo

carioca dijo...

Muchas Gracias Enric!!
Comencé a leer en El País las "Historias del Calcio" casi por casualidad y ahora se habían convertido en cita obligada todos los lunes.
Mucha suerte en tu nueva etapa profesional.

A Jm Román, muchas gracias a tí también por este blog, que desde luego debe continuar

Anónimo dijo...

Sin duda alguna es hora que te hagas grande y escribas tu.

Son muchos los enganchados al blog y seguro que se multiplican al leerte a tí.

Sabes quien soy.

lexu-jaime dijo...

Se acaba, ¿acaso hiciste, Enric, una promesa a la Trinita dei Monte de que cuando el Inter reverdeciera laureles abandonarías la Itálica?

Santa Madonna de la melena longeba de berlusca!, por las dioctrías de Prodi !

AL menos esperemos que, si desde NY no escribías Historías de la league era porqué no acababas de controlar el juego del diamante pero,si te destinas a otro país donde si ruede el esfério hablarás de todo lo que sucede entorno a él o lo emplearás como excusa para explicar mejor los enrtesijos del lugar.

Un sentido gracias, a Enric y al que se curra este blog

Kelocura dijo...

Que este blog no decaiga! A rescatar viejas columnas! Leí a Enric hace unos tres años por primera vez, y es el más grande cronista que he leído. Abrazo desde Argentina,

Anónimo dijo...

vaya pena, enric es un referente para muchos

ha sido un verdadero placer

histrión dijo...

Yo también quiero, Gracias Enric

Dale al blog, merece seguir

saludos

sciancalasu dijo...

Che tristezza Enric!
Ero un lettore affezionato della tua rubrica del lunedì e mi mancheranno molto le tue perle. Conservo ancora come una reliquia il ritaglio del tuo "Glorias del Inter". Spero che continuerai a scrivere sul calcio italiano. Non hai mai pensato di pubblicare una raccolta tradotta dei tuoi articoli?

Eclipzze dijo...

Gracias Enric!
Y al autor del blog, quien se encargaba de postear los artículos de Enric.

Gracias y saludos

Enrique Ballester dijo...

una pena, las historias del calcio de Enric eran de lo mejor que se podía leer en prensa deportiva

un placer leerte todo este tiempo

Anónimo dijo...

Hola!!
Hoy es el primer lunes sin HdC y lo echo de menos.
Al menos podremos releer todos sus artículos
Un saludo

vincenzo dijo...

:(
Otro mas que se va. Mucha suerte Eric.
Ya se fue el maestro Perarnau ahora tu, cada vez quedan menos a quienes leer.
Viva el futbol, el Calcio y que viva mucho mas Italia y su futbol Grande e imponente.

ya sabes quien dijo...

Ya te lo dije. No iba a poder evitarlo...

Torpedita dijo...

Gracias por ofrecernos historias divertidas e interesantes sobre futbol.

Creo que deberías seguir con el blog, tus fans te aclaman!

Anónimo dijo...

Gracias, Enric. El lunes, en El País, sólo nos queda Diego Manrique.

Holden dijo...

espero que enric vuelva, y si no lo hace, tú no te vayas...