lunes, febrero 09, 2009

LOS MAESTROS DEL RELATO por Enric González


Hay grandes futbolistas que no saben jugar al fútbol. Y futbolistas mediocres, o poco más, que juegan como los ángeles. Son casos minoritarios, pero existen.

Guardiola no valía la mitad que Xavi o Pirlo. Su talento era y es básicamente mental
¿En qué consiste saber jugar al fútbol? En conocer el juego, simplemente. En conocerlo desde dentro, en dominar (y anticipar) los movimientos colectivos propios y ajenos, en intuir espacios que aún no existen. En comprender el sentido del relato que se desarrolla durante 90 minutos. En resumen, en saber por qué pasa lo que pasa. Hay grandes futbolistas que ignoran todo eso. Recuerden a Rivaldo, por ejemplo. Tenía, y dentro de lo que cabe mantiene, un toque exquisito, una técnica individual refinada y una notable capacidad para inventar regates y disparos difíciles. No creo, sin embargo, que sea un buen jugador de fútbol. No creo que sepa por qué pasa lo que pasa durante un partido. El fútbol de Rivaldo comienza y acaba en sí mismo.

Otro ejemplo: Beckham, un deportista encomiable en muchos sentidos. Vive en un ambiente que eleva lo pijo a niveles grotescos; cuando salta al campo, sin embargo, se esfuerza como un debutante. Ha sobrevivido a múltiples defunciones futbolísticas y, ya en la decadencia, resulta todavía útil. Ahora bien, es un tipo de una sola jugada y de un solo pie: dobla el tobillo derecho y saca un centro estupendo. Y otro. Y otro. Es una máquina de golpear el balón. Háganle hacer otra cosa, y Beckham naufraga. No alcanza a comprender el intríngulis del juego. Luego están los otros, los que carecen de características sobresalientes, los que no han nacido para acariciar el balón, pero entienden de qué va la cosa. Guardiola, sin ir más lejos. Guardiola fue un futbolista lento, frágil, sin especial talento para el pase larguísimo (comparado con especialistas como Schuster) y sin llegada a puerta. En términos estrictamente técnicos, Guardiola no valía la mitad que Xavi o Pirlo. El talento de Guardiola era, y debe seguir siendo, básicamente mental. Guardiola siempre daba la impresión de saber por qué pasaba lo que pasaba en un partido, y qué había que hacer para que las cosas siguieran igual, o cambiaran a favor de su equipo. Los ritmos, las distancias, los espacios, esos elementos que definen el futuro inmediato de un balón en movimiento, estaban en su cabeza.

Y no es cuestión de centrocampismo. Piensen en Romario, una de las cumbres estéticas del fútbol. Era un tipo que jugaba de espaldas al partido: cuando se procuraba un balón, inventaba un gol. Él se lo guisaba, él se lo comía.

De Hugo Sánchez podría decirse que fue futbolista de una sola jugada, el remate: toque y gol. En realidad, era lo opuesto a Romario: sabía desde dónde partiría el centro, dónde iría a parar y en qué posición y postura debía encontrarse él para tocar y marcar, sin más florituras. Leía el partido y participaba en él como el centrocampista más iluminado. No se perdía ni una línea de la narración, aunque sólo apareciera en la última página. No hubo futbolistas más distintos que Guardiola y Hugo Sánchez. Pero ambos compartían una misma cualidad: cada uno en su estilo, fueron maestros del relato.

9 comentarios:

Leon dijo...

Como siempre lo clava Enric. El caso de Rivaldo es tal cual lo dice, un talento inigualable, pero siempre por su cuenta, sin comprender el juego de equipo. Y la descripción de Hugo es tal cual, de cada 30 goles 29 eran a un toque.

Anónimo dijo...

muy exagerado todo no???? ni rivaldo o romario no saben lo q es jugar al futbol, ni guardiola era cojo

VF dijo...

Klass Jan Huntelaar es de ese tipo de futbolistas

tunde dijo...

Yo creo que Guardiola, con lo que sabe y la capacidad que está demostrando, marcará una época en el fútbol. Igual que los Sacchi, Cruyff, etc, que en parte cambiaron este deporte, dirigiendo equipos que practicaban un fútbol innovador. Pronto la mayoría de equipos del mundo imitarán al actual Barça.

Enric Adell dijo...

hola,
La verdad es que hace poco me compré el libro de historias del calcio y me está gustando mucho, una forma diferente e innovadora de ver una liga, que no se porque, me apasiona. Buena quizá si que lo se, pero a veces me pregunto porque me puede atraer tanto el calcio.
Aún me queda mucho libro por delante, pero la cosa pinta bien, xD.
Rivaldo era un crack que iba por su cuenta, pese a eso dejó huella gracias a su gran calidad.
Yo añadiría a otro jugador a los dos que mencionas en el artículo, Raúl. El siete blanco no es un gran jugador, creo que si pudiéramos medir con exactitud todas las características y habilidades de un futbolista y hacer una media saldrían muchos por delante de él, pero el capitán blanco sabe leer los partidos como nadie y siempre está en el sitio adecuado.
No soy devoto de Raúl, pero la evidencia no se puede negar.
Felicidades por el libro y por el blog.
Saludos des de Fútbol Mundial

Horrach dijo...

Maravillosa entrada, Enric. Y totalmente de acuerdo con su juicio: Rivaldo, con esas piernas que parecían columnas de Della Francesca, era un jugador ombliguista y opaco, que no era capaz de conocer las claves del juego; y en un nivel puramente técnico, Guardiola era muy inferior a Xavi, su sucesor (creo que coincidieron durante un tiempo), pero tenía esa habilidad mental para adueñarse del juego similar a la que, en baloncesto, poseía el grandioso John Stockton, un jugador del montón que sin embargo se elevó a la altura de los mejores por su superior capacidad mental.

saludos

Anónimo dijo...

el que ha escrito eso de ... muy exagerado todo no??? deberia volver al cole a aprender a leer.
Y luego , lees al maestro

Bocha dijo...

Hola que tal

Soy Bocha, creador del blog Abran Cancha. Estoy muy interesado en tener un intercambio de links con tu blog, la verdad que me ha gustado mucho y seria un honor tenerlo entre mis enlaces. Un abrazo grande y te espero por…

Y si quieres agrégame a seguidores…

www.abran-cancha.blogspot.com

Anónimo dijo...

me parece que comparar a guardiola con xavi o pirlo para hablar de sus caraceristicas es inutil,porque jugaba mucho mas atras,era un jugador mucho mas posicional que xavi por ejemplo, xavi en ese rol fracao y sobrer lo de juego ne largo creo que no tiene el de pirlo,pero que pirlo defensivamente es peor,precisamente por la forma de leer el partido.
Sobre lo otro de hugo, no creo que un rematador tenga el partido en la cabeza es como beckam un especialista en rematar que si lo sacas de eso naufraga,quiza un delantero que lea el partido sea el q con un desmarque abra huecos para el equipo no solo para el mismo,que de una jugada sin peligro pueda crear una situacion de gol con un movimiento.